Chile está cerca de los cinco millares de fallecidos por coronavirus y el país americano vive estos días una intensa polémica relacionada con la pandemia. Uno de los protagonistas es el propio presidente del gobierno, Sebastián Piñera, que acudió el pasado domingo a un cementerio privado de Santiago.

Allí se celebraba el funeral de su tío, Bernardino Piñera, sacerdote de 104 años. Tal y como comentó tras la ceremonia el jefe del ejecutivo, la causa de su fallecimiento fue la COVID-19, de la que fue diagnosticado el pasado 269 de mayo. A pesar de ello, en el entierro no se respetó el protocolo establecido para luchar contra un virus que azota desde hace meses a todo el planeta. El número de contagiados se acerca a los 250.000 en todo el país.

El vídeo del funeral de la polémica

En el vídeo del funeral que difundió el propio cementerio es en el que se aprecia que no se cumple con las normas. Una de las asistentes a la despedida abre la tapa superior del ataúd de madera y las imágenes dejan serias dudas sobre si la distancia de seguridad se respetó en todo momento.

La polémica ha provocado que varios miembros del gobierno de Chile hayan tenido que dar explicaciones y también que un diputado de la oposición, Gabriel Ascencio, denunciara incumplimientos que serán investigados por la Fiscalía.

Defensa del Gobierno

Desde el ejecutivo, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, se refirió al episodio ante las preguntas de los periodistas en una rueda de prensa. “La familia está pasando por momentos difíciles, por eso no nos parece adecuado este tipo de comentarios. Se cumplió 100% con el protocolo para poder asistir a un funeral”, indicó Daza. Desde su departamento se criticó también la “instrumentalización” del episodio por parte de la oposición.

Por innovaFuneraria

, , ,
Latest Posts from innovaFuneraria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *