Si hace unos días ocurrió en Chile, con el propio presidente del país como protagonista, ahora ha pasado en Colombia. El protocolo anticontagios que ha impuesto la pandemia mundial del coronavirus, ha vuelto a romperse en un funeral. Generando, otra vez, miedo a la expansión de la COVID-19 y una intensa polémica.

En esta ocasión, tal y como informa la agencia española de noticias EFE, los familiares y amigos del fallecido abrieron el ataúd durante la ceremonia. Lo hicieron para tocar el cuerpo y darle un último adiós. Se trata de algo que está estrictamente prohibido por las normas sanitarias que ha dictado el país para evitar la propagación del virus.

Vídeo viral en redes sociales

La escena, además, puede contemplarse en un vídeo que se ha compartido en las redes sociales. Lo que ha encendido aún más la polémica. En este documento audiovisual quedan patentes las escasas medidas de seguridad y varios incumplimientos.

Porque además de tocar el cadáver, ese contacto se hace sin más protección que una mascarilla. Y tras abrir la bolsa de bioseguridad que rodeaba al fallecido, que había muerto a los 56 años a causa del COVID-19.

Reacción del gobierno colombiano

Tras los hechos, la secretaria de Salud de Malambo, Dariluz Castaño Púa, dijo a Efe que con las personas que participaron de la violación de las normas se adoptarán acciones sanitarias. Y también legales con el fin de determinar su responsabilidad en caso de propagación del virus.

Según cifras del Instituto Nacional de Salud (INS) en Malambo, que tiene una población de 120.000 habitantes hay 929 contagios y 53 fallecidos por COVID-19.

Por innovaFuneraria

Latest Posts from innovaFuneraria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *